9 cosas que no debes hacer con el estómago vacío

«Eres lo que comes» es un dicho conocido por todos. Pero lo que hacemos antes de una comida también tiene un gran impacto en nuestra salud.

Telemedical te cuenta 9 cosas que no puedes hacer con el estómago vacío (no menos de 2 horas después de tu última comida). Como beneficio adicional, encontrarás información sobre lo que puedes hacer cuando tiene hambre al final del artículo.

  1. No puedes tomar antiinflamatorios

La aspirina, el paracetamol y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) no se pueden tomar con el estómago vacío. No solo reduce su eficacia, sino que también causa problemas de salud graves como sangrado gástrico.

    Consejo: La leche reduce los efectos negativos de los antiinflamatorios en tu estómago. Si no la tienes a mano, puedes lavar el medicamento con abundante agua.

  1. No puedes tomar café

Incluso el café descafeinado estimula la producción de ácido que puede causar acidez estomacal y otros problemas del tracto digestivo si se bebe con el estómago vacío. Saltarse el desayuno incluso después del café puede provocar una deficiencia de serotonina y un estado de ánimo apesadumbrado durante el resto del día.

    Consejo: Si no puedes abandonar la costumbre de tomar café a primera hora de la mañana, consúmelo con leche o nata: la grasa de la leche reducirá los efectos negativos. Elija café natural en vez de liofilizado.

  1. No puedes beber alcohol

Sin comer, la tasa de absorción de alcohol se multiplica por dos. Por el contrario, la eliminación de los productos de descomposición del alcohol se ralentiza, lo que provoca una fuerte resaca. El rápido efecto del alcohol en el cuerpo no deja de tener consecuencias negativas para el hígado, el corazón y los riñones.

    Consejo: Si la situación no te permite rechazar una bebida, da preferencia a las bebidas frías sin gas ya que se absorben más lentamente. Mejor aún, coma al menos un sándwich pequeño, idealmente uno que contenga mantequilla.

  1. No puedes masticar chicle

El ácido digestivo que se produce al masticar chicle destruye el revestimiento de la mucosa del estómago vacío; el exceso de chicle puede provocar gastritis. También está científicamente comprobado que las personas que mascan chicle prefieren la comida basura (patatas fritas, dulces) a las frutas y verduras.

    Consejo: Los chicles que contienen edulcorantes naturales (xilitol, sorbitol) son menos dañinos que los que contienen azúcar, ciclamato o aspartamo. Evite masticar chicle durante más de 10 minutos, incluso con el estómago lleno.

  1. No puedes irte a la cama con el estómago vacío

El hambre y los niveles bajos de glucosa impiden conciliar el sueño y provocan un sueño superficial y un despertar temprano. Curiosamente, la falta de sueño aumenta el nivel de hormonas del hambre. Esta es la razón por la que comemos más al día siguiente después de saltarnos la cena.

    Consejo: Atiborrarse antes de dormir también es una mala idea. La mejor solución son los productos lácteos porque contienen magnesio y calcio. Estos elementos asegurarán un sueño profundo.

  1. Entrenamiento intenso

Existe la opinión de que hacer ejercicio con el estómago vacío quema más calorías. En verdad, eso no influye en la pérdida de grasa. Lo que pierdes es masa muscular. La intensidad del ejercicio también se reduce ya que el cuerpo carece de energía.

    Consejo: Reemplace el entrenamiento intenso con ejercicio aeróbico. Si tienes problemas digestivos, es mejor que comas un tentempié antes de cualquier tipo de ejercicio porque la actividad física induce la producción de jugo gástrico, lo que es perjudicial para el estómago vacío.

  1. No te vayas de compras con el estómago vacío

Todos sabemos que el hambre nos hace comprar más alimentos de los que realmente necesitamos. De hecho, un estómago vacío nos hace más codiciosos incluso en las tiendas que no son de alimentos. Según la investigación, el mensaje interno de «Quiero comida» se reduce a simplemente «Quiero», y la persona hambrienta obedece ese mensaje comprando cosas.

    Consejo: Además de una lista de compras hecha con anticipación, pagar en efectivo también puede ayudarlo a ahorrar dinero. Hay estudios que dicen que las personas tienden a gastar menos cuando pagan en efectivo en lugar de con una tarjeta de crédito.

  1. No bebas zumo de cítricos

Las fibras ácidas y duras contenidas en los cítricos irritan el estómago vacío, lo que es especialmente peligroso para quienes tienen gastritis o corren el riesgo de desarrollarla.

    Consejo: Beber el zumo de cualquier fruta, aunque sea recién exprimida, no es una buena opción ya que los azúcares que contienen van a provocar una repentina subida de la insulina, y vas a convertir esos azúcares en grasa. Aun así, puedes diluirlo con agua en una proporción de 1:1 (para aquellos con hiperacidez) o 2:1 (para todos los demás).

  1. No discutas con el estómago vacío

Los investigadores han demostrado que el hambre nos hace estar menos calmados. Esto ocurre porque el autocontrol requiere energía, que escasea cuando el estómago está vacío.

    Consejo: si no tiene tiempo para comer antes de una discusión, beba algo caliente y ofrézcaselo también a su oponente. Esto hará que la conversación sea más amistosa.

Lo que sí puedes hacer cuando tienes hambre

Probablemente estés adivinando que lo mejor que puedes hacer es comer algo. Pero hay otras cosas menos obvias que se hacen mejor con el estómago vacío.

    Resolver problemas. Tu capacidad de concentración y atención se agudiza cuando tienes hambre. Según los investigadores, este es el legado de nuestros primeros ancestros que debían concentrar todos sus esfuerzos para conseguir alimento. La hormona del hambre, la grelina, también ayuda a realizar varias tareas a la vez, estimulando la actividad cerebral.

    Tomar decisiones. Si no puedes decidir qué elegir, ¿una falda roja o un mono tejano? – Intenta hacerlo con el estómago vacío. Las investigaciones muestran que el hambre lleva a las personas a tomar decisiones más acertadas, aunque más impulsivas. Por supuesto, es mejor que no uses este método cuando estén en juego asuntos financieros, de relaciones o de salud.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar