Los materiales de los utensilios de cocina

Los materiales de los utensilios de cocina

Los utensilios que usamos para cocinar deben cumplir todos los requisitos que demanda la comisión europea para obtener su autorización, como garantía de que cumplen las características establecidas por los estándares europeos. Según estos, en las condiciones normales de uso de los utensilios, no debe haber una transferencia significativa de sus componentes a los alimentos que estamos cocinando, en cantidades que puedan suponer un peligro para la salud de las personas. Para la comisión europea es inaceptable que el material en el que se cocina o se guardan los alimentos altere la composición de los mismos y sus características organolépticas.

También es imprescindible que los materiales utilizados no sean porosos ni absorban alimentos y sean resistentes a golpes o ralladuras para que no supongan un posible foco de desarrollo bacteriano. Los utensilios no tendrán fisuras o rincones de difícil acceso a los que no se pueda acceder para su limpieza. Es recomendable que los utensilios estén formados únicamente por una única pieza (tenedores, cucharas, cubiertos, cuchillos, cazuelas…), sin uniones en las que pueda acumularse suciedad. Es vital para nuestra salud mantener todos los utensilios que usamos para comer en buenas condiciones de uso e higienizarlos adecuadamente, mejor en máquina lavavajillas.

cubertería

No deben utilizarse utensilios y herramientas que nos ofrezcan dudas sobre su procedencia. Los materiales y objetos que aún no estén en contacto con alimentos cuando se comercialicen deben contar con la inscripción  “para contacto con alimentos” o bien con el sello comunitario correspondiente que garantiza su idoneidad para su uso alimentario (esta información no es obligatoria para los objetos que, por sus características, están destinados de forma clara a entrar en contacto con alimentos). Deben llevar un etiquetado o una identificación adecuados, con el nombre o el nombre comercial y, en cualquier caso, la dirección o domicilio social del fabricante y el transformador o el vendedor encargado de su comercialización establecido en la Comunidad. En caso necesario, han de añadirse las instrucciones especiales que deban seguirse para un uso adecuado y seguro.

cubertería de madera

ALIMENTOS Y MATERIALES UTILIZADOS EN COCINA

Casi todos los materiales utilizados en cocina tienen pros y contras, aunque esto no significa que supongan un riesgo para la salud.

  • Acero inoxidable. Es el material del que suelen estar hechas las baterías de cocina y la cubertería. El acero inoxidable no se desgasta, es duradero y tiene buena estabilidad, es ligero y se limpia fácilmente. Sin embargo, dependiendo de la calidad del acero inoxidable, puede liberar pequeñas cantidades de metales pesados. Hay que evitar arañarlo con utensilios metálicos.
  • Madera. Son los utensilios de cocina que hacían servir nuestras abuelas. Sin embargo, debe tenerse en cuenta su estructura porosa y la presencia de grietas o cortes, que acumulan restos de alimentos y humedad, un entorno excelente para la proliferación de microbios. La limpieza y desinfección en este caso es fundamental. Por su elevado riesgo sanitario, los utensilios de madera están prohibidos en cocina profesional.
  • Vidrio. Se fabrica con tratamientos especiales para ganar resistencia a las altas temperaturas. Es un material que no se corroe ni se oxida y no reacciona con la comida. Es una de las mejores opciones para conservar alimentos, además de ser muy útil para cocinar en el horno.
olla acero inoxidable
  • Teflón. Utilizado sobre todo como antiadherente, este material se aplica en sartenes, cacerolas o moldes. No se oxida ni confiere mal sabor a los alimentos, es fácil de limpiar y permite cocinar con menos grasas, pero no es muy duradero y puede rayarse al lavar. Algunos estudios han demostrado que, a temperaturas muy elevadas, puede desprender partículas nocivas para la salud.
  • Porcelana. Utilizadas sobre todo en vajillas, no reaccionan con la comida, resisten los arañazos y no se manchan ni retienen olores. Son seguras de utilizar para la cocción, pero al igual que en el caso anterior, los esmaltes aplicados en estos recipientes destinados a altas temperaturas están libres de plomo.
  • Arcilla. Las cazuelas de este material se han utilizado de forma tradicional en la cocina, sobre todo para cocciones largas, ya que es un material que transmite el calor de forma lenta. Uno de los inconvenientes es que las cazuelas son muy pesadas y frágiles. Además, si están esmaltadas, la capa de barniz no deberá contener plomo u otros metales pesados.
  • Metales. El hierro colado es el material con el que se suelen hacer las sartenes y ollas. Este material conserva el calor de manera excelente durante mucho tiempo. Estos utensilios son pesados y se oxidan si no se secan bien después de lavarlos, por esa razón, lo normal es que estén esmaltadas. El aluminio, prohibido en algunos países, puede pasar a los alimentos, sobre todo en productos ácidos, por lo que no se recomienda para cocinarlos, si bien la cantidad absorbida sería en todo caso muy baja. Los recipientes de aluminio anodizado son los más seguros. El titanio con el que se fabrican algunos cuchillos es un material ideal para la cocina. Es duradero, no es tóxico, no reacciona ni transfiere partículas a los alimentos y es antialérgico.
plato porcelana
vidrio para horno

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar